Biografía de Manuela de la Santa Cruz y Espejo: Resumen corto de su vida y obras

¿Quién fue Manuela de la Santa Cruz y Espejo? Aquí un resumen corto de su biografía, obras, valores y logros.


Introducción

Manuela Espejo nacida en Quito el 20 de diciembre de 1753, era una periodista, enfermera, feminista y revolucionaria ecuatoriana. Fue hermana de Eugenio Espejo, con quien discutió y compartió el pensamiento e ideales revolucionarias y pro-revolucionarias del Ecuador.

Es reconocida como una de las pensadoras más importantes del continente americano y pionera en el campo del feminismo. También se la considera una mujer de carácter fuerte, que no estaba limitada por los códigos machistas de su tiempo.

Biografía de Manuela de la Santa Cruz y Espejo: Resumen corto de su vida y obras

Tuvo una importante colaboración en el periódico Primicias de la Cultura de Quito, bajo el seudónimo de Erophilia, donde a través de sus escritos criticó duramente la desigualdad de trato entre hombres y mujeres, además de apoyar el pensamiento revolucionario que dio al Ecuador su independencia.

Su culto al conocimiento, al arte, justifica su seudónimo “Erophilia”, que significa amante del amor y la sabiduría, el cual utilizó para escribir en este periódico.

Manuela Espejo es historia, ejemplo de valores, de lucha incansable por la justicia y amor por su gente. A continuación un resumen corto de su biografía:

Historia de su vida resumida en video

923 hqdefault

Biografía

María Manuela Dominga de Espejo y Aldaz, nombre que aparece en los registros de bautismo de la Iglesia de El Sagrario, nació el 20 de diciembre de 1753 en Quito. Fue la quinta y última hija del matrimonio entre Luis Espejo y Catalina Aldaz.

A pesar de la gran cantidad de limitaciones y restricciones a la educación universitaria que tenían las mujeres en el Ecuador del siglo XVIII, pudo educarse en medicina, lo que la convirtió en la primera enfermera graduada de una universidad de Quito.

Muchos la recuerdan como la hermana de Eugenio Francisco Javier de Santa Cruz y Espejo, un importante médico y héroe del Ecuador.

Biografía de Manuela de la Santa Cruz y Espejo

Gracias a su habilidad en la medicina, acompañó frecuente a su hermano durante sus visitas médicas, y brindó asistencia gratuita a muchas personas durante la epidemia de fiebre amarilla que azotó Quito en 1785.

Manuela fue una mujer de pensamiento liberal que iba en contra del sistema. Aparte de su educación, su vida personal era igualmente inusual.

Se casó a la edad de 44 años (una edad alta para la época) con José Mejía Lequerica, quien apenas tenía 21 años en el momento del matrimonio.

A pesar de los intereses comunes por la independencia y la ciencia, Mejía fue a España a desempeñarse como diputado de las Cortes de Cádiz y entabló una relación con Gertrudis Sanalova y Benito, una andaluza.

Por lo tanto, la relación con Manuela no duró, después de un corto tiempo y la distancia causada por sus tareas, terminó por separarse.

Resumen de la Biografía de Manuela de la Santa Cruz y Espejo

Desde muy joven Manuela de la Santa Cruz fue instruida junto con sus hermanos en ciencias. Se dice que heredó 26 volúmenes relacionados a medicina de Lorenz Heister, lo que habría contribuido significativamente a su formación en medicina.

LEER:  Frases a Guayaquil en sus Fiestas

Siendo hermana de Eugenio Espejo, estuvo presente en numerosas reuniones políticas y tuvo acceso a su biblioteca y en general compartían su forma de ver la política.

Sin duda, este factor fue un detonante en su libertad de pensamiento, no sólo con respecto a las mujeres, sino también a su país.

Entre los siglos 18 y 19 en un Quito casi oscurantista, agobiado además por pestes y terremotos, Manuela Espejo pliega junto a sus hermanos Eugenio y Juan Pablo por los ideales independentistas propios de una América efervescente.

Cuando su hermano es apresado injustamente y sometido a una mazmorra, en las peores condiciones (de tal manera que enfermo y posteriormente a consecuencia de eso murió), es Manuela quien sufre en carne propia ese atropello a la dignidad ya la libertad.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo

Es ella quien enfrenta desde afuera, no sólo los reclamos por la injusticia cometida, sino desesperada por tratar de cuidar la salud de su hermano.

En 1799 instaura un juicio contra el presidente de la Real Audiencia de Quito, acusándole de ser el responsable de la muerte de su hermano.

Su legado de convicción y firmeza en los sueños libertarios, se reproduciría en el espíritu rebelde de todos los próceres y mártires, que dieron su vida
por iniciar el camino histórico, para esta joven República llamada Ecuador.

En su larga vida Manuela tuvo la suerte de ver morir la colonia y nacer la república. Ella luchadora nata, frecuentaría las casas de la ciudad y en cada una de ellas sembraría los gérmenes del movimiento por la independencia.

Murió en la ciudad de Quito en 1829, cuando contaba con 76 años de edad, siendo una de las próceres que alcanzó a ver el sueño de la Independencia convertido en realidad.

Resumen de la Biografía de Manuela Espejo

Obras

Aunque subestimada desde el punto de vista histórico, hay quienes la consideran una de las grandes figuras del proceso revolucionario en Ecuador y Sudamérica.

En sus escritos solía exaltar la grandeza de todo Quito, especialmente desde el punto de vista cultural, valorando a los artesanos, pensadores, escritores, políticos y artistas.

En sus obras bajo el seudónimo de Erophilia, habló con dureza sobre el sistema colonial que en ese momento gobernaba sobre América por parte de España.

Siempre defendió sus ideales, donde exigió una mayor participación de las mujeres en la educación universitaria, en las manifestaciones culturales y políticas. Manuela de la Santa Cruz y Espejo tiene el honor de ser la primera periodista (aún anónima) de Quito.

Temas relacionados

LEER:  Resumen de La Emancipada de Miguel Riofrío

Fuente: Wikipedia, www.wikipedia.org, Brainly, Monografías, BuenasTareas, Slideshare, Prezi, Yahoo, https://espanol.answers.yahoo.com/

En el ensayo biográfico «Manuela. La ciudad que quiso ser novela», escrito en 1982 por el autor puertorriqueño Piri Thomas, Manuela de la Santa Cruz y Espejo nace en el seno de una familia acomodada en Hato Rey, San Juan, el 13 de febrero de 1847. Se casa a la temprana edad de 17 años con José Amador de los Ríos. Cinco años más tarde se trasladan a España donde desarrolla una verdadera pasión por la literatura y comienza su carrera literaria escribiendo relatos narrativos en verso que se publican regularmente en los periódicos españoles de Madrid. A principios del siglo XX, de nuevo en Puerto Rico, Manuela tiene muchas obras publicadas, entre ellas «La Piedra Pesada», su obra más recordada.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo es una autora puertorriqueña del siglo XIX que escribió una novela y varios poemas. También escribió cuentos infantiles, dramas religiosos, estudios históricos y geográficos, así como ensayos y artículos polémicos sobre los prejuicios raciales hacia la población negra de su isla, entonces territorio de ultramar de España.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo: Infancia, educación y primeros años de carrera literaria Manuela de la Santa Cruz y Espejo nació el 7 de agosto de 1866 en Madrid. Era la menor de los siete hijos de un oficial del ejército español y su esposa francesa. Su familia se mudó mucho durante su infancia debido a la carrera militar de su padre. Esto le impidió establecerse en un solo colegio durante mucho tiempo. Era muy joven cuando empezó a escribir en pequeños diarios o agendas. Durante estos años, desarrolló la mente inquisitiva que tan bien le serviría más tarde en la vida. Su primer contacto con el periodismo de entretenimiento fue cuando empezó a escribir para el diario barcelonés La Rambla en 1889. Aquí adoptó el seudónimo de La Santa Cruz, que significa «La Santa Cruz». Su nuevo seudónimo no fue unánimemente aceptado por todos. Un crítico francés lo ridiculizó diciendo que «ni siquiera sabía elegir un buen seudónimo» (Almodóvar). En 1893, De la Santa Cruz publicó su primera novela, titulada Ecos del Parnaso. Parnaso está basada en la obra de De la Santa Cruz

Manuela de la Santa Cruz y Espejo fue una feminista dominicana y pionera de la literatura infantil. Sus obras son ampliamente reconocidas por su contribución al género de la literatura infantil, especialmente por sus aportes al imaginario, sus impactos en temas sociales, políticas raciales y diferencias socioeconómicas.

Analizando su vida, se puede decir que Manuela de la Santa Cruz y Espejo fue una mujer fotoperiodista que también utilizó la fotografía como comentario social. Nacida en Filipinas, abandonó su país a los dieciséis años para continuar sus estudios en Madrid, lo que finalmente la llevó a Nueva York.

LEER:  19 Poemas del Día del Padre (Cortos y Bonitos)

Manuela de la Santa Cruz y Espejo (1847-1914) fue una escritora colombiana más conocida por sus cuentos y ensayos. Nacida en Bogotá, Santa Cruz procedía de una familia de clase alta y se crió con relativo lujo. Su padre, Antonio de la Santa Cruz, fue teniente coronel de la Guardia Nacional de Bogotá, lo que marcó su infancia y adolescencia, ya que le enseñó a usar armas de fuego a una edad temprana. Su madre murió cuando ella tenía 12 años, mientras que Santa Cruz pasaría el resto de su vida dedicada a la escritura y la literatura. Debido a su limitada educación formal, adoptó un estilo sencillo que reflejaba su simplicidad y su desapego por las tendencias literarias que consideraba superfluas. Sus obras más famosas son Sobre el amor (1884), El delirio del coronel Aureliano Buendía (1885), Pecados de ambición (1886) y Un alma sin raíces (1906).

Manuela de la Santa Cruz y Espejo fue una famosa novelista, poeta y dramaturga que vivió entre 1838 y 1912. Se la considera una de las primeras autoras importantes que escribió desde una perspectiva feminista. Sus novelas se publicaron en Puerto Rico, Cuba y Chile. Su trabajo durante el movimiento abolicionista del siglo XIX le valdría posteriormente el reconocimiento como una de las primeras feministas.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo nació en Lima, Perú, el 24 de mayo de 1833. Fue la primera mujer de Perú en tener su propio periódico político y en crear un sindicato de trabajadoras. Manuela vivió en una época de intensos cambios sociales en la que las mujeres luchaban por sus derechos y su libertad.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo quería mucho a su madre, que era una mujer muy trabajadora y dedicada a la familia. Nunca se casó ni se volvió a casar tras la muerte de su marido porque dedicó su vida a su hija y a su nieto

Manuela de la Santa Cruz y Espejo fue una mujer notable que utilizó los privilegios de la clase noble para lograr la justicia social. Recibió una educación formal en la Escuela de Madrid y más tarde marchó a Londres, donde se licenció en Derecho y Gobierno. Poco después se casó con el general José Ignacio O’Farril y se trasladaron a Cádiz. Manuela se involucró en la política, apoyando causas relacionadas con los derechos de la mujer y trabajando para mejorar las condiciones sanitarias del personal militar.

Manuela de la Santa Cruz y Espejo nació en Ciudad de México el 16 de noviembre de 1965. Obtuvo dos títulos, uno en ingeniería electrónica y otro en ingeniería de telecomunicaciones. De la Santa Cruz se doctoró en fotónica. A continuación, obtuvo una cátedra en la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, donde ayudó a desarrollar múltiples cursos en línea.

Famosa escritora española conocida por sus relatos y novelas que exploran la experiencia femenina contemporánea.