Consecuencias del Feriado Bancario 1999 en Ecuador

Lista de consecuencias del feriado bancario en Ecuador durante 1999.


El 8 de marzo de 1999, se dispuso el ‪Feriado Bancario‬, que consistía en el congelamiento de depósitos de millones de ciudadanos, que provocó la peor crisis económica de la historia del ‪Ecuador‬. Compartimos con ustedes una lista de consecuencias de esta decisión tomada durante el gobierno de Jamil Mahuad:

hqdefault

  • Quiebra y cierre del 70% de instituciones financieras de Ecuador.
  • Desembolso de 1.600 millones dólares de fondos del Estado para las instituciones financieras que quebraron.
  • Implementación del dólar como moneda nacional a 25.000 sucres por dólar.
  • Ola migratoria a España, Estados Unidos, Italia, entre otros.
  • Inflación, devaluación, recesión económica.
  • Mayor pobreza, indigencia y desempleo (aumentó del 9 al 17%).
  • Caída en el PIB de 7.3%
  • Golpe de estado por parte de Lucio Gutierrez y posesión de Gustavo Noboa como presidente constitucional.

Fuente: Wikipedia, Yahoo, El Comercio, El universo

El 3 de enero de 1999 el Gobierno de Ecuador cerró todos los bancos tras el inicio de una crisis bancaria. Esta medida tuvo graves efectos que aún se sienten en el país. Conozca las causas y consecuencias de este polémico feriado bancario en Ecuador.

El Feriado Bancario de 1999 en Ecuador, ordenado por el Presidente Jamil Mahuad el 6 de enero de 1999 y ejecutado dos días después, consiste en el cierre forzoso de todos los bancos del país durante diez días, desde el 6 hasta el 15 de enero.

En 1999, Ecuador aplicó un feriado bancario. Duró un mes entero y la población no pudo acceder a su dinero mientras se refinanciaban los bancos. La economía se sumió en el caos y muchas personas perdieron los ahorros de toda su vida.

LEER:  Cachorros en Adopción (Quito): 9 lugares para adoptar perros

Vamos a echar un vistazo a lo que ocurrió con el sistema bancario en Ecuador durante el feriado bancario de 1999. La industria del juego online y los grandes bancos sufrieron mucho durante ese tiempo, pero sólo por la falta de precaución de sus respectivos representantes legales.

Ecuador vivió el 21 de enero de 1999 uno de los acontecimientos políticos más importantes de su historia. El país comenzó el año con un feriado bancario ordenado por el gobierno como consecuencia de una década traumática para la economía, marcada por la volatilidad de los sistemas financieros que había provocado cuatro pánicos bancarios entre 1992 y 1998. Durante los últimos días de diciembre de 1998, el gobierno decidió tomar medidas y realizar cambios drásticos en su sistema de pagos, la financiación del Tesoro y las políticas económicas. Uno de estos cambios drásticos fue el cierre de instituciones financieras que duró veintiún días. Cuando se produjeron estos episodios, se generaron serios problemas de liquidez debido a una abrupta pérdida de confianza en los depósitos y préstamos, lo que provocó prolongados retrasos en los pagos, que finalmente causaron importantes impactos en la economía ecuatoriana a finales de 1999.

El 3 de enero de 1999 el Gobierno ecuatoriano decidió declarar un «feriado bancario» durante el cual las instituciones de crédito cerrarían y los mercados de valores no cotizarían.

Tras el feriado bancario de 1999, fueron muchas las consecuencias que se produjeron. En algunos casos fueron menores, mientras que en otros se tardaría mucho más en solucionarlas.

Si se encontró sin dinero en efectivo durante la semana del 22 de septiembre de 1999, entonces experimentó uno de los preocupantes efectos de la crisis financiera conocido como el feriado bancario. Este artículo ofrece una visión de las causas y efectos de este día festivo, que duró del 25 al 30 de septiembre.

LEER:  Centros de Salud en Guayaquil - Horarios de atención y direcciones

¿Alguna vez se ha encontrado en medio del pánico y se ha preguntado a dónde acudiría la gente en busca de ayuda financiera? No nos centremos en la situación actual, sino retrocedamos en el tiempo hasta la época en que la gente acudía a sus bancos en busca de ayuda. La mayor crisis que se me ocurre es la de las corridas bancarias de la Gran Depresión.

Era el último lunes antes del largo fin de semana festivo. Nuestra asesora financiera llamó para preguntar si podía pagar algunas facturas.