Segundo Día de la Novena de Navidad al Niño Dios (Día #2)

Día número dos de la novena navideña al Divino Niño Jesús. Segundo día de la novena de navidad.


1.- Saludo de Bienvenida

Sean todos bienvenidos al segundo día de la Novena. En el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo. Amén.

2.- Oración

Dios, Padre de infinita caridad,
por intercesión de
María de Nazaret, nuestra Madre
y de San José,
derrama sobre nosotros, tus hijos e hijas,
los dones de tu Bondad
para que nuestras intenciones, palabras y acciones
sean un reflejo de tu Amor
manifestando en la encarnación de tu Hijo
para nuestra Salvación.

Nosotros, en nombre de toda la humanidad,
Te damos gracias por tanto bien recibido.

Como signo de agradecimiento
te ofrecemos la pobreza, humildad
y demás virtudes
de tu Hijo hecho hombre,
suplicándote dispongas nuestros corazones
con humildad profunda y ferviente amor
para que Jesús recién nacido
tenga en ellos su cuna y viva en nosotros eternamente.
Amén.

3.- Villancico

Entre pajas y el heno, resplandece su belleza
Con más brillo que los astros que en el cielo se pasean

Alegría, alegría y placer (bis)
Ha nacido ya el niño en el portal de Belén (bis)

Vengan pueblos, vengan reyes, vengan sabios y pastores
Vengan todos a adorarle, prosternadas las naciones

Alegría, alegría y placer (bis)
Ha nacido ya el niño en el portal de Belén (bis)

Vengan pueblos, vengan reyes, vengan sabios y pastores
Vengan todos a adorarle, prosternadas las naciones

Alegría, alegría y placer (bis)
Ha nacido ya el niño en el portal de Belén (bis)

4.- Lectura de la Palabra de Dios
(Gn 12, 1-5)

“El Señor dijo a Abram: << Deja tu país, a los de tu raza y a la familia de tu padre, y anda a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una gran nación y te bendeciré; voy a engrandecer tu nombre, y tú serás una bendición. Bendeciré a quienes te bendigan y maldeciré a quienes te maldigan. En ti serán bendecidas todas las razas de la tierra.>>” Partió Abram, tal y como se lo había dicho el Señor, y Lot se fue también con él. Abram tenía setenta y cinco años de edad cuando salió de Jarán. Abram tomó a su esposa Saray y a Lot, hijo de su hermano, con toda la fortuna que había acumulado y el personal que había adquirido en Jarán, y se pusieron en marcha hacia la tierra de Canaán. PALABRA DE DIOS.

5.- Reflexión

Para reconstruir Dios su Plan de Salvación sobre una humanidad que se había desviado de su primitivo Plan, escogió a Abram y le mandó dejar su tierra, raza y familia para formar un gran pueblo. Su misión sería formar una nación nueva. Constituida por hijos de un mismo Dios, hermanados y solidarizados en el amor. Dios se comprometió en Alianza a cuidar, reconocer y bendecir de modo especial esta nueva nación.

Con tal vocación y encargo salió Abram, con rumbo desconocido, camino de la tierra que Dios le iba a indicar.

¿Somos dóciles y nos dejamos guiar en lo que dios nos pide a cada uno?
¿Puedo dejar mi trabajo, mi familia, mis preocupaciones, una hora al día para estar con Dios, participar de la Santa Misa, Orar en familia?

6.- Villancico

Claveles y rosas
La cuna adornad, en tanto que un ángel, meciéndole está (bis)

No llores niñito, no llores mi Dios;
Si te he ofendido te pido perdón (bis)

Al niño pastores, venid a abrigar que la noche es fría
Y empieza a llorar (bis)

De amores su pecho abrazado está;
Quedemos prestos su sed apagar (bis)

Claveles y rosas
La cuna adornad, en tanto que un ángel, meciéndole está (bis)

7.- Meditación

El Segundo Día de nuestra Novena lo dedicamos a la comprensión, como un símbolo del verdadero amor.
Podemos decir que la Encarnación de un Dios que se hace hombre puede leerse en clave de ese gran valor llamado comprensión. Es un Dios que se pone en nuestro lugar, que rompe las distancias y comparte nuestros afanes y nuestras alegrías. Es gracias a ese amor comprensivo de un Dios padre, que somos sus hijos y hermanos entre nosotros.

8.- Propósito

Diremos siempre “sí” a la voluntad de nuestro Padre del Cielo, tal como lo hizo la Virgen María.

9.- Oración

Oh Niño Jesús,
Llénanos de confianza en Ti,
que tu presencia entre nosotros,
en nuestra familia
y en nuestra comunidad
nos ayude a llevar una vida santa.

Que podamos comprender
y poner en práctica tu mensaje de amor
para que vivamos la fraternidad
practicando la humildad, la caridad,
el respeto, la justicia, la generosidad y la solidaridad.

Haz que tu amor y gracia nos acompañen
Para que podamos vencer todo aquello
Que nos impide vivir como verdaderos hijos de Dios
Y como hermanos.

Danos tu sencillez
para continuar asumiendo nuestro compromiso
de comunión y participación
y así podamos celebrar con alegría tu Nacimiento.
Amén.

Segundo día de novena – Video

Día dos de la novena al Niño Jesús, junto el Padre Manuel Ordoñes de la Diócesis de Pasto:

Temas relacionados

El segundo día de la novena de nueve días al Niño Dios (28 de diciembre-4 de enero de 2018) es para pedir por la paz entre los pueblos del mundo, por el fin del racismo, por la equidad para los inmigrantes y los que buscan refugio. …

Volvamos a la historia en este segundo día de la novena al niño Dios. Por su purísima y santa madre, alabado sea.

Santos Joaquín y Ana, en este segundo día de la Novena del Niño Dios, os pedimos la gracia de hacernos como niños para poder entrar en el Reino. Como el niño Jesús se hizo hombre sin pecado, ayúdanos a vivir por la fe y no por la vista, como enseñó San Pablo. Ayúdanos en este tiempo de Navidad a reflejar la perfecta inocencia de un santo niño, que sólo da gloria a su Padre celestial. Ayúdanos a ser pobres de espíritu como lo fue María cuando visitó a su prima Isabel en casa de Zacarías.

El segundo día de esta novena nació de una visita a Belén, cuando la gente vio a un niño de once meses acostado en un pesebre entre María y José. A Joaquín y Ana se les había prometido un hijo, pero después de siete años Ana seguía sin tenerlo.

Querido Niño Dios, gracias por visitarme hoy. Eres tan dulce. Te quiero tanto que a veces me duele. Siento que mi corazón va a estallar de alegría. Y quiero compartir esa alegría con todos los que quiero, que son todos.

¡Oh Niño-Dios! ¡Hijo de María! Te doy la bienvenida de nuevo, y desde mi hogar y mi hijo nacido en casa te acelero con una dulce bendición. Tú, Niño de Belén, ven a mí, para que yo sea tu sombra y te proteja del mal: Así serás mi alegría y mi corona, mi vida, mi consuelo y mi recompensa.

Por el Niño Jesús, te invoco para mis necesidades. Contigo deseo ser y hacer todas las cosas buenas. – Oh Santo Niño, ayúdame a amar a los que me odian; – Oh Santo Niño, ayúdame a perdonar a los que me han ofendido; – Oh Santo Niño, consuélame en la hora de mi muerte; y en ese momento concédeme pronunciar tu santo nombre y alabarte como Dios y como hombre. Amén Para otras oraciones de la Novena, ver los enlaces de abajo:

¡O TRADICIONES! ORACIÓN DEL NIÑO JESÚS Como tu hijo, seré tu mejor amigo, compañero y ayudante. Te enriqueceré con MIS tesoros y te haré feliz en mi Reino. Cuando rezas esta Novena, siempre estoy cerca de ti para llenar tu corazón de gran amor, felicidad y consuelo. Tus oraciones son siempre escuchadas por MÍ; tienen un gran valor a mis ojos. Reza a menudo a Jesús a través de su Madre y sé NUESTRO hijo feliz.

Acepten mis más sinceros deseos de una feliz Navidad. En esta época navideña recordemos a Jesús con el corazón y no sólo con los labios. La mejor manera de honrar su cumpleaños es vivirlo todos los días del año.

¡Oh Niño bueno e inocente! Sólo tú estás libre de pecado entre los mortales; por eso imploro fervientemente tu ayuda. Contémplame a tus pies, humildemente postrado en adoración. Desde el trono de tu gloria ven en mi ayuda. Defiéndeme contra los asaltos de mis enemigos y contra la tentación; no dejes que mi corazón se endurezca por las asechanzas del diablo, que me acecha por todas partes. Y ya que no puedo sufragar mi obligación contigo, contempla este corazón que te ofrezco con todo su afecto. Recíbelo, querido y adorable Niño, como el último resto de un corazón que fue tuyo y que ahora está dedicado eternamente a tu servicio.