Leyenda de Guayas y Quil: Resumen de su historia

Resumen corto de la leyenda del cacique Guayas y su esposa Quil (huancavilcas). ¿Quién fue Guayas y Quil?


Introducción

La leyenda dice que el nombre de Guayaquil proviene de Guayas (el gran cacique indio, que luchó valientemente contra los incas y luego contra los españoles), y de Quill, su esposa, a quien se dice que mató, en lugar de permitir que fuera capturada por los conquistadores.

Leyenda de Guayas y Quil: Resumen de su historia

Leyenda de Guayas y Quil

Sin embargo, varios historiadores afirman que el nombre de la ciudad proviene de las palabras «Hua» o tierra, «Illa» hermosa pradera y «Quilca», uno de los afluentes del río Guayas donde vivió la tribu Quilca hasta que fue aniquilada en el siglo XVII.

Así pues, Guayaquil significaría literalmente «una tierra tan hermosa como una pradera en el territorio de los Quilcas».

A continuación un pequeño resumen para niños de primaria, sobre el popular mito de Guayas y Quil:

Resumen de la leyenda

La historia de Guayas y Quil se remonta a la época de la conquista española, durante el siglo XVI. El relato trata sobre el sacrificio de amor de la pareja de guerreros nativos de la tribu Huancavilca amenazados por los españoles.

En aquella época Sebastián Benalcázar libró muchos enfrentamientos fuertes con esta tribu de la costa ecuatoriana, con el objetivo de establecer la nueva ciudad de Santiago (actual Guayaquil).

El valiente jefe de la «tribu Huancavilcas», llamado Guayas, no estaba dispuesto a permitir que esto suceda, tampoco su esposa Quil, quien era una bella y valiente mujer guerrera. Es así que ambos lideraron las fuerzas de resistencia nativas.

Historia de Guayas y Quil: Resumen de su leyenda

Monumento de Guayas y Quil

Sin embargo, un día los dos fueron arrestados por los españoles. Guayas, conociendo la avaricia de sus captores, ofreció a Benalcazar y a sus hombres todos sus tesoros a cambio de Quil y su vida.

Guayas y Quil llevaron a los soldados al Cerro Verde (actual Cerro Santa Ana). Allí Guayas tomó prestado un cuchillo para levantar la piedra que cubría la entrada a los tesoros escondidos. Pero en lugar de sacar oro y piedras preciosas, Guayas mató a Quil y posteriormente se suicidó.

Ambos prefirieron morir que vivir subyugados. Se dice que este suceso ocurrió cerca del actual río Guayas, donde los cuerpos inertes habrían caído. Es así como nace la leyenda sobre el orígen de la ciudad de Guayaquil.

LEER:  11 Ejemplos de Antecedentes de un Proyecto de Investigación (modelos PDF)

Monumento

El monumento de Guayas y Quil, es una escultura de más de 30 metros, realizada en bronce, por Edgar Cevallos. Se erige majestuoso en el distribuidor de tráfico que une el puente de la Unidad Nacional con las avenidas Pedro Menéndez Gilbert y Benjamín Rosales, despertando la admiración de todos quienes transitan por el sector.

Allí el poderoso guerrero huancavilca, Guayas, extiende su brazo presentando una lanza como símbolo del carácter indomable del pueblo Guayaquileño. Junto a Guayas, una orgullosa figura femenina representa a Quil, joven, bella esposa y madre huancavilca, que sostiene en sus brazos un tierno niño. Quil simboliza toda la dignidad y decisión de la mujer guayaquileña de todos los tiempos. El niño simboliza las nuevas generaciones, se distrae en la contemplación del río que señala con el índice.

Temas relacionados

Fuente: Wikipedia, www.wikipedia.org, Brainly, Monografías, BuenasTareas, Slideshare, Prezi, Yahoo

La leyenda de Guayas y Quil comenzó en el año 1753.

Antes de empezar a contar la Leyenda de Guayas y Quil, hay que pedirles que no me interrumpan. Entiendo que la historia puede parecer confusa al principio, pero confío en que encontrarán el sentido de todo ello. Además, es vital que permanezcan en silencio hasta el final. Cualquier interrupción cambiará nuestro destino para siempre. Ahora que hemos hablado del silencio, puedes escuchar mi relato.

La Leyenda del Guayas y del Quil es una epopeya que cuenta la historia de los orígenes del río Guayas y su lugar en el desarrollo de lo que hoy se conoce como Ecuador. La Leyenda del Guayas y del Quil, fue escrita por Eduardo Arroyo en español el 15 de enero de 1931 en Manta. Es una historia sobre El Señor de las Ánimas, un personaje que vivió cerca de las orillas del río Guayas mucho antes de que nadie llegara a vivir allí. Sin embargo, estaba profundamente triste porque nadie podía escuchar sus palabras; había sido afectado por la sordera. Un día, mientras caminaba por la orilla del río deseando tener gente a su alrededor cuando antes vagaba libremente por su inmenso bosque, encontró un animal atrapado en un desprendimiento de rocas. Se apiadó de él pero le costó liberarlo y optó por darle su brazo derecho. Al hacerlo, el animal se liberó y huyó rápidamente hacia el bosque. La leyenda continúa diciendo que el Señor de las Ánimas sintió una gran tristeza por no poder oír todo y a todos los que le rodeaban. Su cuerpo empezó a descomponerse por falta de uso. Entonces, una noche se le aparecieron dos insectos

LEER:  Código Postal de Quito Ecuador - Todos los códigos postales (por Barrios y Parroquias)

La leyenda de Guayas y Quil cuenta la historia de un dios, o semidiós, indio llamado Guayas que se aparece ante cuatro hermanos (Quil, Culin, Mochil y Cuchic) en un sueño y les lleva a la tierra de los dinosaurios (Casa de la Mano de Jade) donde viven una serie de aventuras conociendo a otros dioses que tienen todos ellos diferentes poderes. El libro también presenta a Juan, que busca oro para pagar su deuda a otro dios, que le sigue constantemente a lo largo de la historia.

La Leyenda de Guayas y Quil es realmente extraordinaria, y resulta aún más impresionante por su antigüedad. Si le interesan los cuentos populares ecuatorianos que no tienen cabida en la mitología o la religión europeas, es probable que esta historia le fascine. El único inconveniente de la leyenda es que incluye muy poca información sobre Quil, y no explica por qué estaba tan dispuesto a seguir siendo benévolo con los humanos después de luchar contra ellos durante 100 años. Sin embargo, la historia arroja luz sobre por qué, incluso hoy en día, los guayaquileños muestran una extraordinaria gratitud hacia su Quil, que ha demostrado ser un noble icono para la ciudad.

Este artículo pretende hablar de una leyenda de Ecuador, la Leyenda de Guayas y Quil. Esta leyenda fue contada al pueblo de Ecuador de forma oral durante siglos. La leyenda es una hermosa historia de amor entre una princesa del Guayas, llamada Isabel Ruiz y un guerrero llamado Malinche. Es un relato épico con muchos matices que lo hacen más atractivo para el oyente.

La leyenda de Guayas y Quil es una historia contada por los kichwas de Loja, en el sur de Ecuador, que forma parte de la inmensa selva amazónica. Fue publicada en 1975 por un importante escritor y periodista ecuatoriano llamado Felipe Rodríguez Andrade. Los kichwas dicen que, es un resumen del origen de su cultura de boca en boca; involucrando a hombres, mujeres y espíritus.

LEER:  Escudo de Guayaquil para Colorear

La leyenda del Guayas (y del Quil) es una historia que cuenta el origen y la creación de la vida del pueblo. Los mitos han sido narrados por los ancianos de las comunidades. Es una forma de mantener viva su historia repitiéndola una y otra vez.

Un resumen de la leyenda de Guayas y Quil está aquí. La historia cuenta que Córdova fue maltratado por su rey y huyó a las montañas con su esposa, María Quimula, donde vivieron durante veintitrés años en cuevas. La leyenda cuenta que antes de entrar en sus cuevas, cada noche, la pareja daba tres vueltas alrededor de un árbol para asegurar la protección de sus familias hasta que se despertara por la mañana.

La leyenda de Guays y Quil es una historia contada por los niños y adultos de Guayas, una región de Ecuador, sobre el origen de sus tierras, lagos y ríos.

Esta breve historia de la Leyenda y el Quil se dividirá en tres capítulos principales: I. La Leyenda de los Guayas II. Los Guayas, guerreros del agua III. El Diqduq, la ballena asesina

La leyenda de Guayas es una leyenda ecuatoriana. Trata de un hombre llamado Guayas y su familia. Guayas, su esposa Culebra y su hija Tongoy vivían en una isla llamada Mejurana. Durante muchos años vivieron allí pacíficamente, pero cuando el rey se enteró de que eran tan ricos se puso celoso.