7 Poemas Cortos de José Joaquín de Olmedo

Recopilación de poesías cortas del escritor ecuatoriano José Joaquín de Olmedo. Nombres de obras destacadas de José Joaquín de Olmedo.


José Joaquín de Olmedo y Maruri (1780-1847) fue un patriota y escritor neoclásico ecuatoriano. Es considerado uno de los grandes poetas líricos del siglo XIX.

De 1802 a 1847 escribió cerca de un centenar de composiciones poéticas, de las cuales las más famosas son «La victoria de Junín: Canto a Bolívar» (1825); «Al General Flores, vencedor en Miñarica» (1835); «Alfabeto para un niño».

Sus obras completas fueron publicadas en Valparaíso (1848), París (1853) y México (1862). Es considerado, junto con Andrés Bello, un miembro destacado de la Ilustración hispanoamericana.

Poemas Cortos de José Joaquín de Olmedo

El libro «Obras poéticas» representa el único compendio de su lírica que fue revisado y corregido por el mismo escritor poco antes de su fallecimiento.

Olmedo murió el 19 de febrero de 1847 en Guayaquil, Ecuador, por complicaciones de la fiebre amarilla. Tenía 66 años. A continuación un pequeño compendio de sus poesías:

Poema #1
Título: En la muerte de mi hermana
Autor: José Joaquín de Olmedo

¿Y eres Tú, Dios? ¿A quién podré quejarme?
inebriado en tu gloria y poderío.
¡Ver el dolor que me devora impío
y una mirada de piedad negarme!

Manda alzar otra vez, por consolarme,
la grave loza del sepulcro frío
y restituye ¡Oh Dios! al seno mío,
la hermana que has querido arrebatarme.

Yo no te la pedí, ¡Qué! ¿Es por ventura,
crear para destruir, placer divino,
o es de tanta virtud indigno el suelo?

¿O es que ya de lo absorto en tu luz pura,
te es menos grato el incesante trino?
Dime: ¿Faltaba este ángel a tu cielo?

Poema #2
Nombre: A una amiga
Autor: José Joaquín de Olmedo

Arroyo cristalino,
que con susurro blando
vas del monte a la selva
y de la selva al prado;

travieso cefirillo,
que con tu aliento grato
mueves hojas y flores
que son gala del campo;

parleras avecillas,
que en trinos regalados,
cuando el sol nace o muere,
llenáis el aire vago;

LEER:  Modelos de Carátulas para Cuadernos (+ 50 Imágenes)

y cuando vive y crece
en este suelo bajo,
y cuanto se remonta
hasta el cielo estrellado;

todo cuanto florece
en los valles y prados,
y aun las bestias feroces
que son del monte espanto;

todos conmigo unidos
en coros acordados,
celebremos el día
de la que hace mi encanto.

Poema #3
Título: Décimas
Autor: José Joaquín de Olmedo

Para templar el calor
de la estación y la edad,
me abandonas sin piedad,
mi hechizo, mi único amor.
Te engañas, porque el ardor
de un alma fina y constante,
si está de su bien distante,
crece en el agua, en la nieve,
y sólo templarse debe
en el seno de un amante.

Ven, pues, dulce amiga, luego,
que tú eres la sola fuente
que puede mi sed ardiente
saciar, y templar mi fuego.
En vano buscaré ciego
más gracia, más perfección,
otro afecto, otra pasión,
porque tus ojos divinos
solos saben los caminos
que van a mi corazón.

Poema #4
Nombre: Dedicatoria
Autor: José Joaquín de Olmedo

Y tú, mi dulce amigo,
que con la caza alegre
el afanoso estudio
alternas y entretienes,
sigue, sigue gozando
el placer de los reyes;
la diosa de los bosques
su gracia te promete.

Mas si en la selva umbrosa
dos palomitas vieres
acariciarse tiernas,
el tiro, cruel, suspende;
perdón a sus caricias,
y diles cuando vuelen:

«Si acaso sois de aquellas
que en Chipre tiran siempre
el carro de la madre
del amor y el deleite,
id allá desaladas,
palomas inocentes,
y en vuestro dulce arrullo
que Venus sola entiende,
decidle: Tu poeta
nos libró de la muerte».

Poema #5
Título: Un sueño
Autor: José Joaquín de Olmedo

Visitome el amor esta noche
con un dulce, gratísimo sueño:
yo soñé que a mi angélico dueño
de este modo empezábale a hablar:
-Saber puedes las veces que te amo
si las luces contares del cielo,
y las hojas que cubren el suelo,
y las olas que baten la mar…-

Ella me oye, y gustosa y afable
corre a mí con el seno entreabierto…
Mas ¡ay triste!, que al punto despierto,
y era sombra lo que iba a abrazar.
Loco, ciego, impaciente, furioso,
salto luego del lecho gritando:
-¡Duro amor!, ¡duro amor!, ¿hasta cuándo,
hasta cuándo me quieres burlar?

LEER:  Resumen de la Fundación de Ibarra 28 de Septiembre de 1606

Poema #6
Nombre: En el álbum de la señorita Grimanesa Althaus
Autor: José Joaquín de Olmedo

Díceme un dios que dentro el pecho siento,
que al nacer se me dio fuego divino,
sólo porque cantara ¡oh Grimanesa!,
las gracias, la virtud y la belleza.
Yo cumplí, no sin gloria, mi destino,
cuando mi corazón y el alma mía
en vivo amor y juventud ardía.

Y en premio de haber sido
siempre fiel al dulce ministerio,
el Dios, a cuyo imperio
se rinden voluntarios,
la tierra, el cielo, el mar, ha concedido
su antiguo ardor, su inspiración divina,
a un genio que fallece oscurecido,
como el sol que a su ocaso se avecina.

Y he podido cantar como solía…
Tuyo es este portento, amiga mía.
¡Qué gloria para mí! Ver que este día
la más graciosa y bella no rehúsa
ser la corona de mi anciana musa.

Poema #7
Título: Al General Lamar
Autor: José Joaquín de Olmedo

No fue tu gloria el combatir valiente,
ni el derrotar las huestes castellanas;
otros también con lanzas inhumanas
anegaron en sangre el continente.

Gloria fue tuya el levantar la frente
en el solio sin crimen, las peruanas
leyes santificar, y en las lejanas
playas morir proscrito e inocente.

Surjan del sucio polvo héroes de un día,
y tiemble el mundo a sus feroces hechos:
pasará al fin su horrenda nombradía.

A la tuya los siglos son estrechos,
Lamar, porque el poder que te dio el cielo
sólo sirvió a la tierra de consuelo.

Temas relacionados

LEER:  Biomas del Ecuador - Pastizales, bosques, desiertos y sus características

Fuente: Wikipedia, www.wikipedia.org, Brainly, Monografías, BuenasTareas, Slideshare, Prezi, Yahoo, https://www.britannica.com

Siete poemas breves de José Joaquín de Olmedo que ofrecen una instantánea de la vida en el siglo XVIII. Siéntase inspirado para escribir los suyos.

Si has seguido mi blog, sabes que a menudo utilizo poemas para romper la palabrería y mantener la atención. Aquí tienes 7 poemas cortos de José Joaquín de Olmedo para que los disfrutes.

He aquí algunos poemas breves de José Joaquín de Olmedo con mis pensamientos y análisis sobre los poemas incluidos.

Estos son los poemas que he podido encontrar de José Joaquín de Olmedo en inglés.

José Joaquín de Olmedo nació en la parroquia de San Polo de Buenavista, Cuenca, el 28 de noviembre de 1802. Era hijo de un militar español y de una nativa de la región. Sin embargo, sus padres no figuran en ningún registro biográfico.

Siete poemas, traducidos del original español

Todavía no se vive bien, yo he visto que hay ocasiones en las que sólo logres llorar.

Hay algunas versiones en inglés de los poemas, pero no siempre son precisas, así que no las enlazaré aquí. Disfrútelo, por favor.

Un poema corto puede ser la forma perfecta de empezar, o terminar, un día. Y si estás intentando escribir tu primer poema, ¿por dónde empezar?

Cuando uno piensa en la poesía, quizá piense inmediatamente en Shakespeare, Byron o algún otro intelectual europeo muerto. Al menos ésa fue mi respuesta inicial antes de aprender más sobre la poesía. Una vez que aprendes que no son sólo rimas al azar encadenadas con metáforas caprichosas, te das cuenta de que la poesía es una forma de arte muy diversa.

Cuando sale el sol, ¿comienzan todas las cosas grandes?

Una chica es algo Una chica es algo… que vivirá en tu corazón y en tu mente para siempre.